Plan de movilidad ciclista para Santa Cruz de Bezana

Regulación e implementación del tráfico en bicicleta en nuestro municipio y creación de nuevos carriles bici

 

Como describe la propia Unión Europea "el uso excesivo de los coches particulares en las zonas urbanas crea muchos problemas de salud para sus ciudadanos. A los problemas y enfermedades derivados de la contaminación hay que sumar los problemas cardiovasculares, de sobrepeso y obesidad por estilos de vida cada vez más sedentarios". Esta podría ser la única razón por la que se presentara el Plan de Movilidad Ciclista para Santa Cruz de Bezana, pero hay muchas más. Y es que hay que tener en cuenta que las apropiadas distancias para hacer en bicicleta entre los pueblos que forman nuestro municipio convierte a este medio de transporte en un serio aspirante a desbancar al coche como principal forma de tránsito.

Según la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo, Santa Cruz de Bezana se incluye dentro de Red de Movilidad prioritaria. Además contamos con 3 de las 39 poblaciones mayores de 2000 habitantes que hay en la Comunidad (Bezana, Soto de la Marina y Sancibrián), pendientes ligeras y distancias entre nodos inferiores a los 10 Km, siendo así nuestro municipio un lugar óptimo para poner en práctica un plan de estas características. También cabe destacar la importancia como recurso cultural y turístico de primer orden el Camino del Norte de Santiago, recientemente proclamado Patrimonio de la Humanidad y por el que en un futuro podría transcurrir una de las conexiones ciclistas siendo aprovechado para las comunicaciones extramunicipales.

No queremos que Bezana siga anclada en el pasado y por eso queremos que comience a tener en cuenta a la bicicleta en el diseño de las calles, la organización de la circulación, los cruces con semáforos, la combinación de esta con el transporte público y la provisión de aparcamientos apropiados en sus correspondientes zonas.

Somos conocedores del estado en el que se encuentran las arcas municipales, razón por la cual el plan que relataremos a continuación es austero y no tiene el alcance que todos desearíamos. También somos conscientes de que este cambio no puede ni debe realizarse de la noche a la mañana, por lo que creemos que una alternativa a alguna de las conexiones entre pueblos podría realizarse con modificaciones en el PGOU obligando a construir carriles bici a la hora de urbanizar nuevos terrenos. A lo largo de distintas fases trataremos de unir de los principales núcleos de población entre sí, con otros medios de transporte y con servicios tales como Centro de Salud, Colegios, Instituto, Ayuntamiento... e intentando aprovechar los pobres trazados ciclables ya construidos. Aquí hay que destacar el papel fundamental que tiene que jugar las conexiones de ferrocarril aprovechando que permiten introducir bicicletas en los vagones en todas sus líneas sin sobrecoste alguno. Además, cuentan con aparcabicicletas en sus dos estaciones del municipio (Mompía y Bezana).

El Plan será presentado en varias fases por diversos motivos. De esta manera, la inversión de dinero necesaria para llevarlo a cabo no supondrá una gran modificación en los presupuestos. Pero también es muy importante destacar que un plan de estas características necesita tiempo para implementarse y que una buena forma de modificar las conductas de movilidad de la gente es hacerlo escalonadamente. Otro buen motivo sería tener la experiencia en cuanto a número de usuarios y preferencias de estos en las siguientes fases teniendo en cuenta las preferencias de los beneficiarios.

En esta primera fase presentaremos un corredor ciclista entre el nuevo centro urbano de Mompía y el centro urbano de Bezana. En sus 2.990 metros de recorrido se unen importantes servicios como el CEIP María Torner, la Clínica Mompía, la estación de tren de Mompía y la de Bezana, el Centro de Salud de Bezana, el CEIP Buenaventura González, el pabellón municipal, la piscina municipal, el campo de fútbol municipal, el ayuntamiento...

En gran parte de su recorrido se coincide con el criterio del Plan de Movilidad Ciclista de Cantabria, sin embargo, debido a los cambios que ha habido en el urbanismo local y que no se dispone de los presupuestos que se disponían cuando se creó dicho plan diferimos en varios tramos en los que creemos haber encontrado una solución más adecuada.

La razón de que la primera fase sea esta y no otra, por ejemplo el corredor entre Bezana-Sancibrián-Soto que daría un potencial servicio a más usuarios, es debido a que es de todas las fases ya preparadas la que requiere una menor inversión. La mayor parte de este recorrido es a través de viejos senderos ya construidos a los que daremos una nueva vida. Aún así, será muy necesaria la mejora de algunos tramos, de la seguirdad en cruces de caminos, la publicidad de este trayecto... Viendo los resultados que se obtengan de este trayecto podrá plantearse de forma más correcta las necesidades constructivas de las próximas fases.

 

 

 

Primera Fase: Conexión Mompía-Bezana

 

Plano del recorrido desde el CEIP María Torner hasta la estación FEVE de Mompía

 

Tomaremos como salida el ya mencionado colegio de Mompía, donde hará falta la construcción de un aparcamiento para bicis. Debido a las sobredimensionadas aceras que se disponen el carril será una limitación de estas. Después transcurrirá paralelo a la CA-304 salvando el cruce con la Av. de la Libertad con una pequeña ampliación del carril bici sobre un jardín municipal.

 

Se señalizará con señales iluminadas vía LED el paso de cruce de la CA-304 donde continuamos por un carril ya construido mixto para viandantes y ciclistas. De esta manera salvaremos el peligroso paso sobre la CA-303 de una forma segura por debajo del viaducto y accederemos de una forma segura a la estación FEVE.

 

Amplias aceras en el comienzo del recorrido, con el colegio al fondo.

 

Necesidad de pequeña construcción para facilitar el tránsito y mejorar la seguridad.

 

Necesidad de mejorar la seguridad en este paso. Al fondo el camino que será mixto para viandantes y ciclistas.

 

Paso por el que accederemos de forma segura a la estación de tren que necesitará una mejor señalización.

 

La estación, que ya cuenta con un aparcabicicletas, sirve de conexión entre este carril bici y el que conecta Mortera con Mompía y del que ya hablaremos más adelante. Cabe destacar sus buenos accesos y seguridad. Además, a escasos metros existe una para de bus, cumpliendo a la perfección el principio básico de colaboración entre transporte público y bicicleta.

 

Rampa de accesible y aparcamiento al fondo.

 

Aparcamiento para bicicletas. Se puede observar al fondo el carril bici Mortera-Mompía. Se conectarán ambos carriles en dicha estación comenzando a crear una gran malla de transporte sostenible que comentaremos en próximas fases.

 

 

El carril bici continuaría por el sendero semipeatonal que se usa de acceso a las fincas de la vertiente sur del Campo del Rosario. Un trazado muy sencillo, pero que habría que señalizar adecuadamente hasta el Centro de Salud de Bezana, donde habría que habilitar otro aparcamiento para bicicletas. Es importante resaltar lo inadecuados que son los aparcamientos que se han utilizado en otras ocasiones en el municipio, siendo la opción de los aparcamientos tipo U invertida mucho más económicos y, sobretodo, mucho más útiles.

 

Tranquilo sendero sólo utilizado en la actualidad por peatones y maquinaria pesada que accede a las fincas colindantes. Necesita una pequeña inversión para darlo a conocer a los vecinos.

 

Tramo final por el que se accede al Centro de Salud.

 

Hasta entrar en el centro urbano de Bezana el carril bici irá por la sobredimensionada acera ya existente cruzando la C-300 por el paso subterráneo, siendo uno de los puntos más críticos de este tramo. Se aprovechará el tramo de la C/Respuela limitado a 20Km/h para hacer transcurrir el carril por esa calle cumpliendo sobradamente las recomendaciones de 30Km/h. De todas formas, se plantearía la alternativa de una nueva construcción por el parque contiguo a la A-67 si la primera solución propuesta no cumpliera las expectativas.

 

A partir de ahí, un carril mixto entre peatones y ciclistas dará gran seguridad y esquivará el alto tráfico de la travesía San Fernando además de unir el parque infantil y las pistas deportivas. La opción más óptima nos obligaría a crear un nuevo acceso a la altura del número 14 de la calle San Fernando, sin embargo, si esta propuesta no es bien aceptada por los vecinos hay preparada una alternativa unos metros más al norte aprovechando un infrautilizado terreno municipal.

 

Se debería señalizar correctamente el paso por que se atravesará la calle San Fernando y posteriormente mejorar el que cruza la calle San Roque que uniría el carril bici ya construido con nuestra propuesta.

 

Uno de los pasos más críticos del recorrido.

 

Unión del carril bici con el tramo de paso limitado a 20km/h en la calle Respuela.

 

 

Tramo en el que pueden convivir bicicletas y coches de manera segura.

 

 

Alternativa que necesita una mayor inversión. Pero ofrece mayor seguridad e integra en el municipio un espacio verde público en desuso.

Aparcamiento para bicicletas ya construido y tramo mixto entre peatones y bicis.

 

 Posibilita el acceso seguro al parque y las pistas polideportivas.

Tramo más polémico debido a que el recorrido óptimo atravesaría esta propiedad, razón por la cual ofrecemos una alternativa para el caso de que los vecinos rechazaran dicho plan.

 

Alternativa.

 

Unión con el carril bici ya construido que necesitará mejorar su seguridad. Una de las premisas de las que hemos partido a la hora de elaborar este plan es que había que intentar siempre que fuera posible aprovechar las instalaciones ya construidas.

 

Continuación por el carril bici ya construido que está claramente infrautilizado y gracias a este proyecto se le dará un uso mayor.

 

Final de tramo al llegar a la intersección entre la calle San Roque y la calle Melampo.

Calificación actual: 4,8
  • Compartir

Comentarios