El día 8 de junio de 2015 se cumplió un año del círculo Podemos Bezana. Aquellas primeras asambleas fueron para mí un poco desconcertantes. Las pusieron en marcha compañeros provenientes del 15-M y a ellas nos sumamos otros que, desde distintos ámbitos, respondimos a esa ola de ilusión y decidimos dejar de insultar a la tele y participar, contribuir al cambio desde nuestras aptitudes y capacidades, aportar nuestro granito de arena.

Digo que eran asambleas desconcertantes porque los objetivos y prioridades eran muy diferentes entre los participantes; unos buscaban un espacio para debatir de lo divino y lo humano otros iban a lo práctico, a moldear una alternativa social. Nuestro primer fallo fue no saber conjugar ambas cosas y crear lugares comunes para aunar ambas necesidades. Los teóricos acabaron por dejarnos y es una pena porque hablar de lo divino nos hace tener perspectiva para lo humano.

Después del verano empezó la vorágine, los acontecimientos se sucedieron como un torbellino; asamblea de Vista Alegre, elecciones de órganos municipales, autonómicos, elección de candidatos, elaboración de reglamentos, de documentos, creación de un partido municipalista, campañas internas, campaña municipal y autonómica… todo sin casi un momento para la reflexión.

Algunos compañeros han abandonado en el camino y otros nuevos se han incorporado. Todos nosotros hemos cometido errores en este año pero hay que valorar que el esfuerzo, las ganas, el trabajo y el tiempo dedicado, lo hemos dado todos de manera altruista y si algo me ha quedado claro es que no somos lo mismo que los partidos viejos donde la gente se acerca por interés. Aquí la característica ha sido la generosidad.

Todos hemos tenido nuestros bajones, ganas de dejarlo, cansancio, estrés pero después de unos días resurge la esperanza, la ilusión por cambiar las cosas, por dejar de ser títeres y tomar las riendas de nuestro destino.

Este segundo año que comenzamos debemos asentar lo ya realizado, mirar los cimientos y reforzarlos, aprender de los errores y mantener la ilusión. Este es el año del cambio, si trabajamos bien seguiremos sumando gente que despierta a la posibilidad de participar de esta ola que se debe transformar en un tsunami que de paso a un tiempo nuevo. Un tiempo en que los ciudadanos seamos realmente los dueños de nuestra vida y partícipes de todas las decisiones que nos afectan.

¡Feliz aniversario a todos! ¡JUNTAS PODEMOS!

Calificación actual: 5
  • Compartir

Comentarios